31 / domingo – mayo de 2015

Semana 22. 151/214
Visitación

Si hablamos de llanto como una secreción de las glándulas lagrimales entonces sí podemos llorar bajo el agua. Las lágrimas salen para mantener limpia y húmeda la superficie del ojo, bañar la córnea y facilitar el movimiento de los párpados; estando sumergidos, nada cambia y simplemente se confunden con el agua, por lo que no es imposible verlas. Lo que no podemos hacer es sollozar amargamente porque ello implica inhalar grandes cantidades de aire y, por lógica, ésta entraría a los pulmones y terminaríamos ahogándonos.

.- Todas las Historias extra-ordinarias

.- Todos los capítulos de Tantos hombres y tan poco tiempo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s