1850. Lunes, 27 junio, 2011

Capítulo Milésimo octingentésimo quincuagésimo: “Nada rasca tu piel mejor que tu uña” (Proverbio estonio).

La infancia suele ser feliz.. pero naturalmente no te das cuenta. La adolescencia no suele estar mal, pero lo comprendemos mucho después. Los primeros años con la pareja (doméstica) -lo suele uno ver ahora-son los más dichosos. La ilusión que pones en el primer trabajo, lo satisfecho que te sientes, puedes apreciarlo después…

Entonces.. ¿Por qué cuando uno es desgraciado se da perfecta cuenta al momento?

El mundo es injusto. Y los lunes más.

… camuflaje

Todos los “capítulos” de “tantos hombres y tan poco tiempo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s