1698. Martes, 19 octubre, 2010

Capítulo Milésimo sexcentésimo nonagésimo octavo: “Definir el humor es como pretender pinchar una mariposa, con el palo de un teléfono” (Enrique Jardiel Poncela, 1901 – 1952; escritor español)

Pasillo de los cosméticos del Carrefour (mucho mejor que el pasillo de los yogures patrocinado por la industria farmacéutica de los anticatarrales), mientras me pongo de todas las colonias de muestra que no están agotadas (de los treinta y tantos frascos de la vitrina quedan sólo dos con líquido -uno del antoniobanderas y otro con nombre de medicamento contra el estreñimiento) leo que, entre los muy variados ingredientes de una de esas carísimas cremas que prometen quitarte veinte años de encima en menos de treinta segundos (¿qué habrá sido del planponsbellezaensietedías?) aparece el “esperma de ballena”. De ballena macho, supongo.

Al leerlo, y dado el carácter profundo y responsable de mi conciencia social, lo único que se me ha pasado por la cabeza es, ¿pero cuánto deben de pagarles a los encargados de conseguir el esperma de los pobres animalitos? Hay trabajos que siempre estarán mal pagados. Por mucho que cobren.

Por cierto, ¿en que rama y/o ciclo tecnológico y/o administrativo de la F.P se estudiará eso? ¿Podrá hacerse a distancia? ¿Tendrá prácticas remuneradas? ¿Trabajaran por objetivos? Tantas preguntas y tan poco tiempo.

…Yo-yo

Todos los “capítulos” de “tantos hombres y tan poco tiempo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s