1525. Jueves, 17 diciembre, 2009

Capítulo
Milésimo quingentésimo vigésimo quinto: "Es preciso elevarse con las
alas del entusiasmo. Si se razona, no se volará jamás". (Anatole
France, 1844-1924; escritor francés)

Empiezan
las vacaciones, empiezan los viajes. Y empiezan las quejas. A los
modernos les ha dado por decir eso de: ¡“huy, es que me da miedo
volar”!.. Tú eres tonto, a ti lo que te dará será miedo a que se caiga
el avión, pero volar…

Bueno, bahhh, sí, venga, lo reconozco, yo cada vez que viajo en
avión también tengo ese momento de angustia, ese momento de indecisión,
ese momento de recelo, de temor, de miedo… es justo ese momento
cuando te preguntas ¿mis maletas habrán cogido el mismo vuelo que yo?

… en camisa de once varas

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s