1354. Martes, 24 febrero, 2009

Capítulo
Milésimo tricentésimo quincuagésimo cuarto: "Cuando el carro se ha
roto, muchos os dirán por dónde no tenía que haber pasado” (Proverbio
turco)

El león, el rey de la selva:
majestuoso, valiente, elegante, esforzado, indomable, decidido. Para
multitud de culturas el gran depositario sagrado del conocimiento, el
símbolo de la sabiduría.

Pues aquí el mozo, que se debe de gastar una pasta
en asesores de imagen con toda al buena prensa de la que goza, se pasa
una media de más de 20 horas (veinte) al día descansado, 15 (quince) de
ellas durmiendo. Y a otros, sólo por intentar echar una cabezadita
-unos míseros minutos- en mitad de una laaaaaaaaaarga jornada laboral, nos llaman vagos. Así está el mundo.

… servilletas

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s