1307. Jueves, 4 diciembre, 2008

Capítulo
Milésimo tricentésimo séptimo: "El poder es como un explosivo: o se
maneja con cuidado, o estalla" (Enrique Tierno Galván, 1918-1986;
político español)

Alfred Hitchcock estaba tan obsesionado con Tippi Hendren que se vengó cruelmente de ella por rechazarlo en una escena de “Los pájaros”.
En la toma, enormes pájaros de madera atacaban a la actriz, pero
ninguna toma le pareció bien hasta que uno de los pájaros le golpeó un
ojo produciéndole una brecha y un desprendimiento de retina. Mientras
Tippi iba camino del hospital, Hitchcock gritó: “!corten, ha sido buena!”.

A veces tengo la sensación de que algunos jefes se parecen demasiado
a Hitchcock cuando, empeñados en que hagamos y rehagamos informes, sólo
acabaran de darles su visto bueno el día en que el autor esté camino
del hospital.

Que no sería el primero que termina en urgencias por haberse cortado la córnea con el filo de una hoja de papel. Doy fe.

… diosas

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s