1216. Martes, 22 julio, 2008

Capítulo
Milésimo ducentésimo decimosexto: “¿Por qué si nunca usamos las páginas
amarillas, cuando las vemos en el portal nos ponemos tan contentos y
pensamos en llevárnoslas todas?” (Susana Elena Gómez, 34 años, locutora
de radio)

En un mercado tan competitivo como en el que nos encontramos –completamente alejado de “el buen paño en el arca se vende”-
se empieza a hacer imprescindible poseer unos mínimos conocimientos de
marketing para así poder ofrecernos acompañados de algún valor añadido
que sea demandado por el mercado y nos pueda diferenciar de la
competencia. Que todos sabemos lo complicado que está ligar.

Por eso, hoy en “tantos hombres y tan poco tiempo
vamos a intentar explicar de una manera completamente práctica, algunos
de los conceptos básicos que, utilizados convenientemente, sentarán las
bases de nuestro triunfo ya que conseguirán que sobresalgamos de la
competencia y –lo que no es menos importante- delimitemos
convenientemente el perfil del cliente al que deseemos dirigirnos.

Estás en una fiesta y ves a una camiseta tres tallas menos rellena de tío. Te acercas a él y le dices: "soy muy bueno en la cama". Eso es marketing directo.

Estás en una fiesta con un grupo de amigos y ves otra vez al tío que
va dentro de la camiseta tres tallas menos. Uno de tus amigos se le
acerca y le dice: "oye perdona, pero allí mi colega es muy bueno en la cama”. Eso es publicidad.

Estás en una fiesta y aunque la camiseta es distinta el tío que va
dentro es el mismo, te acercas, le pides su número de móvil. Al día
siguiente lo llamas y le dices: "soy muy bueno en la cama". Eso es telemarketing.

Estás en una fiesta y ves al mismo de las otras fiestas aunque esta
vez sin camiseta. Lo reconoces. Te acercas a él, le refrescas la
memoria y le dices: "¿te acuerdas de lo bueno que soy en la cama?". Eso es customer relationship management.

Estás es una fiesta y entra otra vez él. Te levantas, te arreglas la
ropa, te acercas a él y le sirves una copa. Le dices lo bien que huele,
le dices lo bien que le quedaba la camiseta que no lleva, le ofreces un
cigarro y le dices: "soy muy bueno en la cama". Eso es public relations.

Estás en una fiesta y ¡sorpresa! también está él. Como ya es casi de la familia te acercas y le dices: "soy muy bueno en la cama
mientras disimuladamente dejas caer algo al suelo y, dándole la
espalda, te agachas a recogerlo. Eso es la exposición del producto en
el sitio de venta: el merchandising.

Estás es una fiesta harto de ver al mismo de todas las fiestas. Disimulas pero él te ha visto, se acerca a ti y te dice: "he oído que eres muy bueno en la cama". Eso es el poder de la marca: Branding.

Estás en la última fiesta de la noche dormitando en un sillón y
rezando para que el tío de la camiseta tres tallas menos que ya no
llevaba camiseta se hubiera ido ya a su casa so pena de quedarse sin
jugar a la wii tres semanas por llegar tarde, cuando el susodicho se acerca a traición y te dice: "soy muy bueno en la cama y aguanto toda la noche sin parar". Pues eso es publicidad engañosa.

… tener agallas

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s