1163. Martes, 15 abril, 2008

Capítulo Milésimo centésimo sexagésimo tercero: “Cuando era
joven, me decían “Ya veras cuando tengas cuarenta años”. Tengo cuarenta
años y no he visto nada (Eric Leslie Satie 1866-1925; compositor y
pianista francés)

Cuchillas
de bronce y trozos de pedernal. Esos eran los instrumentos con los que
los hombres empezaron a quitarse la barba. El caso es que muchos años
después, y diseños aparte, tampoco hemos avanzado mucho. Afeitarse
sigue siendo una carnicería.

Desde entonces ha aparecido la espuma de afeitar, una espuma que
contiene aire, derivados de petróleo y fragmentos de algas, elimina muy
mal la grasa de la piel, lo que hace que el pelo no se corte bien y
acabe como si lo hubiesen sometido a auténticos hachazos. Entre 100.000
y medio millón de trozos de células cutáneas desgarradas se encuentran
en la hoja de afeitar tras la escabechina,. Y en la cara , un mar de
cráteres y cicatrices se van llenando lentamente de sangre preparando
para la otra novedad en estos últimos siglos: el after-shave y su buena
dosis de alcohol que hará que la pobre piel, ya machacada, reaccione
estrangulando los poros (estrangular y astringente tienen el mismo
origen etiológico).. y eso duele..

Al menos esta vez la culpa no tiene nombre de mujer. Es verdad que
siempre hubo quien se afeitaba por capricho –el masoquismo es un
opción-, pero la culpa de su obligatoriedad hay que echársela a
Alejandro Magno quien exigió a sus soldados que se afeitasen la barba
para que los enemigos no pudiesen agarrarles por ella.

Claro que, mirándolo por el lado positivo, menos mal que sólo se le
ocurrió lo de la barba. El mismo argumento de cortar todo aquello que
el enemigo pudiera agarrarle a un soldado podía haberlo aplicado a
tantas cosas que sólo de pensarlo…

… hacheyeme.

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s