1140. Lunes, 3 marzo, 2008

Capítulo Milésimo centésimo cuadragésimo: "!Años de niñez en que
el tiempo no existe! Un día, unas horas son entonces cifra de la
eternidad. (Luis Cernuda, 1902-1963; poeta español)

Procastinación,
-término proveniente del latín pro- (adelante) y crastinus (relacionado
con el mañana)- es la acción de postergar actividades o situaciones
desagradables, a favor de otras más amenas.

Todos estos años pensando que cada día que venía al trabajo lo que
hacía era vaguear por mi muy mostrenca manía a dejar para mañana lo que
tenía (y debía) hacer hoy, y ahora resulta que no, que lo que he hecho
todos estos años ha sido procastinar.

Bien, vale, sí, en el fondo viene a ser lo mismo. Pero tenemos que
reconocer que si en vez de decir que durante el horario laboral me paso
todo el tiempo que puedo tocándome la barriga digo que la intensa y
motivada actividad procastinadora que desarrollo en el entorno laboral
apenas me deja tiempo para un respiro, la cosa suena mejo. Mucho mejor.

… el botón.

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s