1122. Miércoles, 6 febrero, 2008

Capítulo Milésimo centésimo vigésimo segundo: "Al lado de la dificultad está la facilidad. (Mahoma, 570-632; religioso árabe)

¿Alguien
se ha parado a pensar en la cantidad de horas que perdemos en los
titubeos antes de pasar a la acción? A mí, por ejemplo, me deja hecho
polvo el asunto de la camisa que me tengo que poner cada mañana. Como
la mayoría están sucias no tengo muchas para elegir, pero basta que
estén disponibles un par de ellas para que la cosa se me complique. No
acertar a la primera significa pasarme el día dando tumbos, incómodo
pensando en que me tenía que haber puesto la otra. ¿Y decidir entre
cereales con chocolate o sin chocolate para desayunar? Física cuántica.
Sólo tengo de esas dos clases, pero raro es el día que no esté un buen
rato con las dos cajas de la mano sin ser capaz de decidirme por alguna.

No
digo yo que tener que tomar decisiones no nos haga madurar, crecer como
personas y todas esas milongas que vomitan los libros de autoayuda,
pero es duro, muy duro, tenerse que enfrentar cada mañana a tantos
retos. Cualquier trabajo es demasiado trabajo cuando uno es vago. Hasta
el de tener que decidir.

… por a: Amazon.

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s