1031. Miércoles, 12 septiembre, 2007

 

Capítulo Milésimo trigésimo primero: "¿Por qué existe la estadística como ciencia si todos sabemos que las posibilidades de que ocurra cualquier cosa es siempre del 50%: o sucede o no sucede"? (Juan T., 59 años, montador de castillos pirotécnicos)

Todavía me acuerdo (y mira que hace) de la definición que aprendí de lo que era un kilo: justo lo que pesaba una barra de platino que tenían guardada unos señores franceses en París.

Era una más de las muchas tonterías que nos hacían aprender (¿alguien normal ha usado alguna vez en su vida un logaritmo neperiano o ha tenido que decirle a algún inglés que su sastre es rico?) pero sin embargo aquello tenía su encanto, sobre todo porque era de las pocas cosas que aprendías y que luego podías aplicar a tu vida diaria. Saber que cada vez que te mandaba a comprar el chopped te iban a dar más o menos en función de lo que aquel día pesara una barra de platino que tenían unos señores franceses guardada no dejaba de ser algo que se salía de lo normal para los que, además de ser de provincias, vivíamos en el extrarradio (y justo al lado del cementerio).

Con el tiempo -uno va creciendo y empieza a plantearse dudas existenciales- empecé a entenderlo mejor. Eran necesarios unos patrones precisos para que en todos los lados un kilo pesara un kilo, evitando así que a algún país se le ocurriera instaurar alguna ley diciendo que en su territorio un kilo pesaría 500 gramos y a las tres horas tuviera que cerrar sus fronteras ante la avalancha de gente ávida de rebajar su peso a la mitad a cambio de un simple sello en el pasaporte.

Aunque me he quedado yo pensando que tal y como está la competencia en el sector y vista la cantidad de gordos capaces de hacer cualquier cosa por ver bajar su peso, no entiendo cómo ningún país se ha puesto manos a la obra con el tema. Yo, por de pronto, dejo aquí la idea por si alguno quiere ponerla en práctica sólo a a cambio de la voluntad (que es triste pedir pero más triste es robar).

… ganó a 24 km. por hora.

Todos los "capítulos" de "tantos hombres y tan poco tiempo"

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s